8 Decisiones para Amarte a Ti Misma: 5ta. Decisión

Una de las cosas que más aprecio cuando estoy rodeada de niños, es que puedo reírme junto con ellos. Los niños son tan creativos, tan juguetones y ocurrentes, que el estar junto con ellos es casi imposible no contagiarnos de su alegría y sus risas. ¿Has escuchado un bebé reír? ¡Es tan hermoso escucharlo! Y te contagia tanto su risa que verlo a él tan feliz, te hace a ti feliz. Y ¿sabes algo tan bello? ¡DIOS NOS DESEA HACER REÍR! ¡Sí! Somos sus hermosas niñas, sus pequeñas bebés, a quién Él desea llenar de gozo. Y quiere alegrarse viéndonos ser felices con su grande bondad.

¡Lee más!